¿Cuáles son los tratamientos de un accidente cerebrovascular?

Los tratamientos para el accidente cerebrovascular incluyen medicamentos, cirugía y rehabilitación. Los tratamientos que reciba dependen del tipo de accidente cerebrovascular y de la etapa del tratamiento. Las diferentes etapas son:

  • Tratamiento de emergencia: Trata de detener un accidente cerebrovascular mientras está ocurriendo
  • Rehabilitación después del accidente cerebrovascular: Busca superar las discapacidades causadas por el accidente cerebrovascular
  • Prevención: Busca prevenir un primer derrame cerebral o, si ya lo ha tenido, prevenir que ocurra otro

Los tratamientos de emergencia para el accidente cerebrovascular isquémico suelen utilizar medicamentos:

  • Puede recibir t-PA, (activador tisular del plasminógeno), un medicamento para disolver el coágulo de sangre. Solo puede obtener este medicamento dentro de las 4 horas posteriores al inicio de los síntomas. Cuanto antes pueda tomarlo, mayores serán sus posibilidades de recuperación
  • Si no puede tomar ese medicamento, puede obtener otro que ayude a evitar que las plaquetas se agrupen para formar coágulos de sangre. O puede recibir un anticoagulante para evitar que los coágulos existentes crezcan
  • Si tiene enfermedad de la arteria carótida, es posible que también necesite un procedimiento para abrir la arteria carótida bloqueada

Los tratamientos de emergencia para el accidente cerebrovascular hemorrágico se centran en detener el sangrado. El primer paso es encontrar la causa del sangrado en el cerebro. El siguiente paso es controlarlo:

  • Si la presión arterial alta es la causa del sangrado, es posible que le administren medicinas para la presión arterial
  • Si un aneurisma es la causa, es posible que necesite un clipaje (colocación de grapas) del aneurisma o una embolización con espiral. Estas cirugías sirven para prevenir una mayor filtración de sangre del aneurisma. También puede ayudar a prevenir que el aneurisma vuelva a romperse
  • Si una malformación arteriovenosa es la causa de un accidente cerebrovascular, es posible que necesite repararla. Una malformación arteriovenosa es una maraña de arterias y venas defectuosas que pueden romperse dentro del cerebro. Una reparación de malformaciones arteriovenosas puede consistir en:
    • Cirugía
    • Inyectar una sustancia en los vasos sanguíneos de la malformación para bloquear el flujo sanguíneo
    • Radiación para encoger los vasos sanguíneos de la malformación

La rehabilitación posterior al ataque cerebral puede ayudarle a volver a aprender las habilidades que perdió por los daños causados. El objetivo es tratar de volver a ser lo más independiente posible y tener una mejor calidad de vida.

La prevención de un nuevo accidente cerebrovascular también es importante, ya que tener uno aumenta el riesgo de sufrir otro. La prevención puede incluir cambios en el estilo de vida saludables para el corazón y medicamentos.

A %d blogueros les gusta esto: